viernes, 24 de mayo de 2013

EL CONCURSO DE CANTO

24 de Mayo

Dos pajaritos se habían posado encima de su piedra favorita para charlar.

- En qué piensas? - preguntó uno.

- Quién crees que va a ganar el concurso real de canto? - dijo el otro.

- No lo sé - le contestó el primero -. La alondra me dijo que iba a ganar. Dijo que el Rey la elegiría a ella. Cómo es tan guapa...!

- Qué gracia! - dijo su amigo -. La curruca me dijo que iba a ganar ella. Se pavoneaba tanto de su canto que tuve que buscar una excusa para alejarme de allí y dejarla.

Después de un rato de amena charla, los dos amigos siguieron caminos opuestos. Luego se vieron de nuevo el día del concurso.

- Ahí está la curruca - dijo uno -. Parece muy orgullosa y segura.

- También la alondra - dijo el otro -. Chis! Será mejor que nos callemos. La alondra va a comenzar a cantar.

La alondra cantó bastante bien. También la curruca, que la seguía. El Rey mostró su aprobación al inclinar la cabeza ante cada pájaro. Entonces, para sorpresa de la audiencia, un pajarillo marrón preguntó si se le permitía cantar.

- Naturalmente - dijo el Rey.

El pajarillo abrió el pico y trinó con tal encanto y belleza que hubo un sorprendente y emocionado silencio tras su actuación.

- Quién es? De dónde viene? - se preguntaron los dos amigos con un susurro.

Luego habló el Rey.

- El premio es para este amiguito de aquí - dijo -. Se llama ruiseñor y acaba de llegar de allende los mares. Supongo que estáis todos de acuerdo en que no hay ningún otro que cante como él!

Después de esto, los dos amigos volvieron a su piedra favorita. Y se pasaron un largo tiempo hablando del concurso.